jueves, 30 de junio de 2011

La importancia de las vacunas

La vacunación de las poblaciones, ha permitido que muchas enfermedades que provocaban epidemias en la antigüedad prácticamente hayan desaparecido. Las vacunas que una persona necesita son diversas, para el país el Ministerio de Salud ha aprobado un grupo de vacunas que se aplican gratuitamente y que inmunizan a la niñez contra diversas enfermedades incluyendo el Virus Papiloma Humano (VPH).

¿Qué son las vacunas?
Las vacunas son medicamentos elaborados a partir de los agentes infecciosos o parte de ellos, tratados e inactivados con la finalidad de eliminar su capacidad de producir enfermedad y mantener su capacidad de estimular la respuesta de protección (sistema inmunológico) del organismo de la persona vacunada.
Actualmente existen vacunas para evitar diferentes enfermedades: Hepatitis A, Hepatitis B, Difteria, Tétanos, Tos ferina, poliomielitis, Sarampión, Rubéola y Parotiditis, Meningitis meningocócica C, Infección invasora por neumococo, Infección invasora por Haemóphilus influenzae tipo b; Varicela, Fiebre tifoidea; Fiebre amarilla y Gripe. Así como otras vacunas de uso más limitado.


¿Cómo actúan las vacunas?

Muchas enfermedades son producidas por microorganismos (virus, bacterias, etc.). Cuando un microorganismo nos ataca, nuestro cuerpo se defiende produciendo anticuerpos que intentan limitar sus efectos. De esa manera, si el microorganismo es vencido, quedamos inmunes a esa enfermedad por un determinado tiempo o en algunos casos la inmunidad puede ser por toda la vida.

Basados en este principio se desarrollaron las vacunas, constituidas por  microorganismos muertos, atenuados, o parte de ellos, las cuales se administran a un paciente sano con el  fin de que su cuerpo reaccione frente a la vacuna, "venciendo" fácilmente a los microorganismos y quedandox inmune al mal.
Hay vacunas “simples”, que combaten una enfermedad específica, y las llamadas “mixtas” o múltiples, que actúan sobre varias a la vez.

¿Cómo se aplican las vacunas?

Las vacunas se aplican mediante inyección a través de la piel, y con menos frecuencia vía oral (poliomielitis, fiebre tifoidea, cólera). En muchos casos son necesarias varias aplicaciones para conseguir que el efecto protector se mantenga durante años.

Para facilitar la correcta aplicación de las vacunas en la infancia todos los países tienen elaborados unos esquemas de vacunación en la infancia: los calendarios de vacunaciones infantiles. En ellos se definen las vacunas, las dosis y las edades de aplicación en la consulta del pediatra.

Para reducir el número de inyecciones se utilizan las vacunas combinadas, es decir vacunas en las que en una misma inyección se juntan varias vacunas (p.e. la vacuna pentavalente frente a la Hepatitis B, el Haemóphilus influenzae tipo b, la difteria, la tos ferina y el tétanos).

¿Por qué no se vacunan todos?

A pesar de los esfuerzos y campañas de vacunación que hacen los países para vacunar a la población contra algunas enfermedades infecciosas, no todas las personas son vacunadas y por ende muchos aun se afectan por enfermedades que pueden prevenirse.
Dentro de las condiciones asociadas a ello, se encuentra que algunas personas y padres de familia tienen temores respecto a los efectos secundarios de las vacunas; otros cuestionan su eficacia. En cualquiera de estos casos, numerosos estudios científicos a escala mundial y años de uso de muchas de estas vacunas desvirtúan estas preocupaciones.

Otra razón de no vacunación es el desconocimiento de las vacunas que nos corresponden a nosotros o a nuestros hijos; allí es importante recordar que existe un esquema de vacunación nacional que debemos conocer y cumplir. Siendo extremamente importante que todo adulto o niño tenga todas sus vacunas recomendadas al día; con especiales énfasis niños menores de 6 años, quienes tienen mayor riesgo, debido a que son los más vulnerables a contraer infecciones.



¿Las vacunas tienen efectos adversos?

Como cualquier otro tratamiento médico o farmacológico, las vacunas pueden tener efectos secundarios que dependen en gran parte de la respuesta de la persona vacunada, es decir, de factores individuales, que no pueden predecirse. Hay efectos secundarios leves de tipo local como inflamación y dolor en el punto de la inyección. O que afectan a los bebés en general como fiebre moderada, llanto o mal humor durante un par de horas. En muchísimo menor número de casos puede haber efectos mayores. En muy raras ocasiones puede producirse una lesión importante. Sin embargo, debemos recordar que el riesgo de que ocurra una lesión similar o peor, es mucho mayor en caso de padecer las enfermedades que las vacunas protegen.


Campaña Nacional de Vacunación

El Ministerio de Salud con el fin de reforzar la proteccion de los menores de 4 años y protegerlos contra las enfermedades inmunoprevenibles ha lanzado la "Campaña Nacional de Vacunación" que tiene como fin:
  1. Vacunar a todos los niños con esquema incompleto de vacunación e incrementar coberturas a más del 95%.
  2. Vacunar con 2 dosis adicionales de vacuna APO en los niños y niñas de 1 a 4 años, 11 meses 29 días de edad, para reducir o eliminar el acúmulo de población susceptible de enfermar por Poliomielitis.
  3. Vacunar con 1 dosis de vacuna SPR a la población de 1 y 4 años, para completar el esquema de vacunación en el niño y lograr reducir o eliminar el acúmulo de población susceptible de enfermar y/o morir por Sarampión, Rubéola y SRC.
  4. Vacunar con 1 dosis de SR a los niños de 2 a 3 años 11 meses y 29 días, independientemente de su estado vacunal.
  5. Fortalecer la vigilancia epidemiológica de las enfermedades prevenibles por vacunación
Finalmente debe recordarse que la vacunación es una de las mejores formas de prevenir enfermedades, su uso es seguro, en caso de dudas y si su hijo padece de alguna enfermedad consulte a su médico a fin de una mejor orientación.